La Ranchera Escucha en vivo

En direct La Ranchera écouter, Alternativas de transmisión en vivo Corriente 1 y Corriente 2 prueba nuestras opciones ..
La Ranchera
1 Star2 Stars3 Stars4 Stars5 Stars (No Ratings Yet)
Loading...
Radios populares

La Ranchera escuchar

Escuchá Baslik Radio Online, Emisoras De Radios Peru, La calidad y la emisión continua.

Sí, le he dicho que Se lo ruego. ¿Dónde? ¿Puede decírmelo usted? Estábamos prometidos. Hace años. Bueno, doctor, eso no me lo había dicho. ¿Y eso qué importancia puede tener? Mucha. Bueno, dígamelo con claridad. Usted piensa que yo ¡Qué horror! ¡Es horrible! Guido, por lo menos tú no lo creerás. No, Elena, no. Señora, es su misma hija quien la acusa. Y yo debo creer más la declaración espontánea de una niña que en la declaración perfectamente calculada de una ex-novia. La detención de la Sra. Moretti. La mujer del notorio industrial encontrado muerto ayer, ha sido detenida. La mujer del industrial Moretti detenida después de interrogar a la hija. Acusada de haber matado al marido. ¿Qué quieres? ¿Qué ha pasado? Anoche estuviste allí. Sí. Has venido a por tu parte. Caramba, qué prisas. Te has metido en un buen lío. ¿Qué dices? Mira. No. No quería. ¡No quería! Me dijo que era un somnífero. Creí que se dormiría. No podía conformarme con la miseria que me ofrecía. Y no soy tampoco una ladrona, porque tengo derecho a ese dinero. ¡No soy una asesina! ¡No soy una asesina! ¡Calla! Estúpida, no pierdas la cabeza. No es el momento. ¿Te vio alguien entrar? No. ¿Y cuando saliste? Tampoco. Mejor. El dinero, ¿dónde está? Allí. Bien. ¡Dios mío! No empecemos otra vez, idiota. Debiste pensarlo antes. Ahora es inútil llorar. No quería. ¡No quería! Ese dinero lo necesito. No puedo quedarme así. No puedo. Quiero operarme. Tranquilízate. No pierdas la cabeza. Si nadie te ha visto, todavía puedes salvarte. No hay que hacer tonterías. Veremos cómo se ponen las cosas. He estado esta mañana en la cárcel y he hablado largamente con ella. Una mujer vencida, abatida, ni siquiera se interesa en defenderse. Sólo se preocupa por la niña y te aseguro, como abogado, que mi trabajo, en estas condiciones, es muy difícil. Pero tenemos que hacer algo. No puedo dejarla así No, tú no debes hacer nada. La poca ayuda que tú puedas darle hazlo de forma que tu persona aparezca lo menos posible en este asunto. Mi deber como abogado y como amigo es el de hablarte claro. No tienes ni la más mínima duda de la inocencia de esa mujer. ¡No! No. Conozco muy bien a Elena para creerla capaz de matar. Ni por un momento he dudado de ella. Entonces hay que probar que es inocente. Haremos indagaciones por cuenta nuestra. Si fuese necesario, sustituiremos a la policía. Pero si hay un culpable, aparecerá, palabra de honor. Mientras tanto, para estar más seguros, empezaremos desde el principio. Y precisamente con la hija. La hija es el único testigo en contra. La madre está en la cárcel por su culpa. Y la pequeña no sabe que ha sido, involuntariamente, la causa de la ruina de su madre. ¡Santo Cielo! Anna. ¿Por qué lloras? El señor ha venido a decirte que mamá está bien y te manda muchos besos. No es verdad. Mamá está en la cárcel por mi culpa. Lo he oído. No llores, pequeña. Mamá estará contigo dentro de poco. Para eso estamos aquí. Es más, si recordases bien lo que oíste o viste la noche en que papá estaba en el estudio, quizás mamá pueda venir antes contigo.
Radio en vivo Peru
Bienvenido a nuestro sitio web.